lunes, 17 de diciembre de 2007

Leer no puede ser un castigo



Presentación del largometraje documental "Pura alegría", del IES La Asunción
El IES La Asunción ha presentado esta tarde en el Centro de Congresos el documental"Pura Alegría" en el que han participado 28 alumnos del centro. El documental, propuesto por el profesor de valenciano Josep Maria Asencio, trata de las vivencias del propio profesor con los alumnos en el taller de lectura de La Asunción, pretendiendo fomentar así, el hábito de leer entre el alumnado.
El acto de presentación ha contado con un invitado especial, el alcalde Alejandro Soler - antiguo alumno del centro- quien ha comentado a los presentes algunos de sus recuerdos de sus años de bachillerato.
Leer no puede ser un castigo:
Han pasado de no leer libros jamás a llevar uno en la mochila como un elemento cotidiano más, junto al móvil y la videoconsola. Son los estudiantes del instituto público La Asunción, de Elche, unos jóvenes que han seguido un plan de fomento de la lectura que se desarrolla en el centro desde el año 2000. El plan ha sido llevado al cine a través de un documental, Pura Alegría, dirigido por un ex alumno del centro, David Gomis. En él se puede comprobar cómo estos estudiantes de 12 a 18 años se inician en el hábito de leer.
Los chicos leen los libros que quieren, si no les gustan, los pueden dejar y coger otro, y tienen tiempo en el horario lectivo para leerlos. Este es, sencillamente, el método puesto en marcha por el profesor José María Asensio y, simplemente, parece que funciona: los chavales leen una media de 10 libros durante el curso, aunque los hay que han llegado a 40.
Todo comenzó cuando un grupo de profesores decidieron recuperar la biblioteca del instituto que, debido al poco uso que se le daba, se había convertido en la casa de los conserjes. Poco a poco, se hicieron con un buen número de volúmenes y decidieron poner en marcha un plan de fomento de la lectura. "Queríamos compartir nuestra experiencia, destacar la importancia de dedicar tiempo a la lectura en los centros educativos y valorar el trabajo diario de los profesionales de la educación", dice Asensio para explicar por qué han hecho el documental.
Durante dos años, una cámara ha seguido a los estudiantes de 1ºB de la ESO, 28 adolescentes a los que acompañaba un equipo de televisión en el aula, en el patio, en sus casas. Se trataba de seguir el proceso que les lleva a leer, pero también mostrar sus opiniones, sus actitudes frente al libro y, en general, su comportamiento en clase. A medida que pasan los 98 minutos del documental (en valenciano, con subtítulos en castellano) se ve cómo a los chavales les costó soltarse y olvidar la cámara, pero finalmente lo consiguieron. La película, que se va a distribuir a otros centros educativos así como en centros de formación docente, describe la transformación de los libros, que pasan de ser "un rollo" a algo interesante que buscan como modo de diversión.
Para conseguirlo no se les obliga a leer ningún título en concreto, al contrario se le preguntan sus gustos y se les orienta para encontrar un título que pueda gustarles. No tienen que acabarlo. Si no les gusta, lo dejan. Tienen varias horas lectivas para leer, la asignatura alternativa a religión, en clase de valenciano, de castellano, en las tutorías... Su único compromiso es estar en silencio y respetar la lectura de los demás. El proceso ha sido tan paulatino y natural que se les olvido hacer carnés de biblioteca y registrar quién se lleva qué.
Natalía Guevara, una de las estudiantes, reconoce que antes de este proyecto "no leía nada". Lo primero que cayó en sus manos fue un libro de fútbol, una de sus aficiones. "Me lo dio el profesor y me gustó". Isaac Carrillo, otro alumno, asegura que cuando oyó hablar de este proyecto, pensó que "no serviría para nada". Pero le ha servido: "En clase estamos más tranquilos y en silencio". Este proyecto ha sido premiado por el Ministerio de Educación.
*El diario "El Pais" también hace referencia a esta experiencia nacida en Elche. En concreto un artículo de Cristina Medina publicado el día 17 de diciembre de 2007. Podeis verlo en su edición digital:
*Comentario sobre estas 2 noticias:
Una gran noticia, y esperemos que poco a poco vayan surgiendo iniciativas como esta para paliar los malos hábitos de lectura que según el Informe Pisa padecen nuestros jóvenes (y no tan jóvenes). El documental "Pura Alegría" es una experiencia realizada en el "Institut de l'Asunció" como se le conoce aquí. He tenido la suerte de que esta iniciativa, reconocida a nivel nacional, se haya llevado a cabo aquí al lado (cerca de casa). He podido documentarme bien y hablar con Josep María. La biblioteca del citado instituto llevaba varios años cerrada y con esta experiencia se volvió a poner en funcionamiento, pero no del modo tradicional, sino con los libros que los mismos alumnos querian leer. O sea, con lo que les gusta. Ya sabemos que la motivación es una de las variables más importantes en educación. Con este ejemplo ha vuelto a quedar demostrado.
En el proyecto "Pura Alegría", cada alumno escoge lo que quiere leer y se fomenta también la autoevaluación, ya que, se comenta en clase lo que ha leido cada alumno, sus opiniones y lo que les ha aportado el libro. Además los alumnos tenían la posibilidad de cambiar de libro si el que estaban leyendo no les interesaba.
Lo dicho, a ver si el tirón de orejas del Informe Prisa, impulsa iniciativas como esta. Aunque esta iniciativa se puso en marcha antes de que salieran a la luz los resultados del citado informe.

3 comentarios:

lauracams dijo...

Esta niciativadeberían realizarse en todos los centros educativos, bueno, en la mayoria, porque todos sería un milagro. Yo estudpio pedagogia, pero soy educadora infantil y trato con niños y niñas de hasta 10 años. Cuando comienzan a leer es muy dvertido, pero les veo con 7 u 8 años ya aburridos... no es psible eso!! yo les explico que los libros son historias, aventuras, ilusiones, cosas interesantes con las que se divertirán y aprenderán. Cuesta que lean,pero si todos hicieramos que la iniciativa esta se fomentara por los educadores, lograríamos que nuesros pequeños alumnos, en un futuro hagan lo mismo que estos niños y niñas, que los libros ormen parte de su vida y estén en su mochila com una cosa más e indispensable.
Laura. Gran Canaria.

asun dijo...

Para mí, que he sido una lectora precoz, es duro ver cómo tus hijos no tienen ningún interés por la lectura. He llegado a la conclusión que es algo innato, aunque te vean leer, si no les nace a ellos mismos, no lo hacen.
aqp.santa pola

gatita dijo...

Es una lastima que hoy en dia se lea tan poco, y creo que el problema no radica en el colegio, pues en el colegio siempre se les da algun tipo de tarea de lectura,el problema es que entre la television, los ordenadores, la "play" y tantisimas cosas que tienen hoy los chavales, a, sin olvidarnos de la cantidad de actividades extraescolares que se les da, pues no les queda tiempo para leer. El otro dia me decia mi hijo, que envidia me das,me gustaria tener fuerza de voluntad y leer algun libro, pues tu sabes que de pequeño me gustaba leer mucho, pero es que no tengo tiempo. Sin embargo, si tiene tiempo cuando viene de trabajar para en entrar en mesajer, para jugar a la play, etc. y gracias que por lo menos todos los dias se lee el sport, claro por internet. Una lastima, con lo bonito que es leer. Pues bienvenido sea cualquier metodo que vuelva a hacer leer a los jovenes.