martes, 17 de mayo de 2011

NUESTROS HIJOS BILINGÜES


NIÑOS BILINGÜES

Hoy en día es fundamental para cualquier persona saber al menos dos idiomas -sobre todo en las Comunidades Autónomas dónde hay dos lenguas co-oficiales. Para poder conseguir trabajo dentro de dicha comunidad autónoma. La mayoría de educadores están de acuerdo en que cuanto antes se empiece a estudiar un idioma, más fácil y rápido será. La educación bilingüe, bien a través de los padres, o bien mediante un colegio que ofrezca doble línea es una buena opción. A parte de esta disyuntiva, también habría que intentar introducir a nuestros hijos en otro idioma, como puede ser el inglés. Pero, llegados a este punto, muchos padres se preguntan ¿estaré sobre-informando a mi hijo/a? Intentaremos a continuación resolver todas las dudas sobre este tema.
Para tener una educación completa y salir preparado al mundo laboral, es imprescindible saber al menos dos idiomas (el materno e inglés). Pero además de esos dos idiomas, en algunas CC.AA. es imprescindible la lengua co-oficial para poder optar a trabajos de la Administración Pública. Por eso, es necesario ocuparse de que los colegios o centros educativos dispongan de una buena oferta de lenguas. En los últimos quince años se ha ido adelantando la edad de inicio para aprender un idioma en el colegio. Si antes los niños no empezaban hasta los 10 años, ahora la nueva ley educativa (LOE) adelanta la enseñanza del inglés a la etapa de educación infantil. Si nos centramos por ejemplo en la Comunidad Valenciana, los colegios, tanto públicos como concertados, ofrecen una doble línea idiomática. Los padres y madres que están ahora mismo atravesando una nueva etapa en su vida, “la primera escolarización de sus hijos”, tienen muchas dudas en la idoneidad de escolarizar a sus hijos en una línea u otra.
Los casos que presentan mayores dudas son cuando ninguno de los padres habla valenciano y tienen miedo de escolarizar a sus hijos en valenciano. Frases como “no podremos ayudarle” o “nunca lo ha oído, ¿Cómo va a aprenderlo?” son las más comunes para estos padres. Ante esta situación cabe indicar que los niños entran al ciclo de infantil dónde los contenidos son básicamente el juego, hábitos, primeras relaciones sociales, etc. De hecho esa sociabilidad que descubrirán en las aulas y zonas de recreo junto a sus compañeros/as y maestros es la que les hará adquirir el idioma. Todo ello no tiene porqué cambiar sus hábitos en casa. Los niños sabrán adecuar el idioma a cada situación y con según qué personas. Cuando consigan eso, estos niños y niñas serán bilingües y los padres ni se habrán enterado.
Esta opinión no está compartida por todos los especialistas. Algunos psicólogos y logopedas consideran que en los niños/as que han tardado en adquirir el lenguaje puede causarles un retraso el introducirles en un idioma que no es el suyo. Los estudios en este sentido no son concluyentes dado que hay factores que no se pueden generalizar a nivel de aptitudes personales. Deberíamos abrir un punto de debate sobre la postulación en un sentido o en otro. Los que consideran que introducir un nuevo lenguaje a esa edad tan temprana puede ser beneficioso y los que consideran que puede causar aún más confusión y retraso. Dejo abierto el espacio de este blog para los comentarios y espero vuestras respuestas a modo de encuesta.
Otro tema a tratar es la introducción del inglés en infantil. Los resultados de las evaluaciones de centros educativos, así como los informes europeos que anualmente se emiten sobre la situación de la Educación en nuestro país indica que el nivel de inglés es muy flojo y cada año se intentan adoptar medidas para paliar esta situación.

En este sentido, está creciendo la oferta de colegios bilingües, no sólo privados sino también públicos, como el medio más adecuado de que los niños dominen varios idiomas desde edades tempranas. A pesar de que pueda parecer confuso enseñar a un niño a hablar simultáneamente dos o tres lenguas, lo cierto es que la mayoría de educadores insisten en que cuanto antes comiencen a aprender una lengua, mejor podrá asumirla como propia y llegar a ser realmente bilingüe, como decíamos antes..

A juicio de la doctora Laura-Ann Petitto, directora de la investigación sobre la educación bilingüe en la Sociedad Americana de Neurociencia, cuando los niños son expuestos desde muy temprano a dos lenguas diferentes, “crecen como si tuviesen dos seres monolingües alojados dentro de su cerebro”. Petitto explica que, a diferencia de los que se podría temer, “no se produce ningún tipo de contaminación lingüística ni retraso en el aprendizaje”.
Contrariamente a lo que aseguran algunos expertos, defensores de retrasar la exposición a la segunda lengua hasta que el niño no tenga un firme entendimiento de una lengua primaria, Petitto y su equipo defienden el bilingüismo precoz.

Análisis Técnico: El proceso de aprendizaje posee tres fases:

• 1ª etapa: El niño bilingüe construye una lista de palabras igual que hace el niño monolingüe, con elementos de ambas lenguas. Existe una confusión inicial de las dos lenguas.

• 2ª etapa: Las oraciones comienzan a incluir dos o tres elementos, usando léxico de ambas lenguas dentro de la misma oración. Esta cantidad de oraciones mixtas se sitúa alrededor de un 30% al principio del tercer año y van disminuyendo rápidamente hasta llegar a un 5% a finales de ese año.

• 3ª etapa: A pesar del crecimiento del vocabulario en cada lengua se utilizan las mismas reglas gramaticales para ambas y dichas reglas divergen al inicio del cuarto año, en el cual el niño sabe que las dos lenguas no son la misma.


Inconvenientes

Como en cualquier aprendizaje, a lo largo del proceso se pueden producir una serie de alteraciones en el lenguaje, similares en monolingües y bilingües:

-Problemas de comprensión y uso de normas gramaticales (forma)

-Morfología y articulación

-Contenido (semántico)

-Adquisición y uso del vocabulario

1 comentario:

Rocío dijo...

Pero luego la gente se queja si en Catalunya se habla catalán! :S